Sobre “Hago bien en recordar”

Fuel Films General Leave a Comment

Hago bien en recordar sirve de homenaje a mi abuelo Diego Lopez, fallecido el 28.03.2014. Durante sus últimos meses la demencia senil hizo mella en mi querido abuelo, y en mi sufrimiento sentí la necesidad de desdramatizar lo que sucedía con esta comedia. Recordé también a algunos amigos de mi infancia que les tomaban el pelo a sus abuelos y abuelas que ya no discernían correctamente. Surgió entonces este guión que firma y dirige Cesar Roldan.

La historia cuenta una situación que se repite a diario, como un bucle, pero con los matices y reacciones de cada día. Miguel Rellán interpreta a un abuelo con demencia que realiza ejercicios de memoria y su nieta Carmen Sánchez le ayuda con ello. Aunque a veces a la nieta le gusta tomarle el pelo. Entonces se vuelve hilarante la situación, y es cuando el abuelo Miguel Rellán luce carisma, genera sonrisas, transmite emotividad, conmueve a aquell@s que viven o vivieron esta enfermedad desde cerca. Es un gran actor y es perfecto para este papel. Miguel tiene la capacidad de hacer reir sin querer, tan propio para este personaje.
Y Carmen Sánchez interpretando a su nieta se muestra traviesa, sensible, protectora y madura en la convivencia con él. Está fantástica, como siempre.

El habitual tono cuando vemos en escena un enfermo senil o con alzheimer, es el del drama. Era atrevido girar a la comedia, pero nos ha salido bien. La nieta es traviesa, casi mezquina, el abuelo deslenguado y criticón. Pero en cambio ambos enamoran y la emotividad es alta, pero sin exceso de sentimentalismo. Ya se encarga el abuelo Miguel Rellán de aligerar el drama con su actitud y sus gags inconscientes.

Desde una pregunta tan sencilla como “¿De quién es esta casa”? el corto evoluciona hacia lo transcendental del tema de esta historia: las enfermedades de pérdida de memoria. Y hacia el amor eterno e incondicional que hay entre abuelos y nietas “Tranqui abuelo, que eres más importante que el novio de mi madre”

Cuando visionen el corto verán que es una narración lineal, su estructura es clásica tragedia griega dividida en tres actos, en tres escenas y en tres espacios. Y es la frase del Abuelo Miguel Rellán “¿De quién es esta casa?” la que detona la trama. También hay un golpe de toalla que es una metáfora del “banderillazo de salida” de esta carrera cinematográfica.

Hemos usado el recurso del desenfoque para el Abuelo porque tiene pérdida de memoria. En cambio con la Nieta, que es traviesa y miente al abuelo, me decidí por algún travelling que la pierde de cuadro o nos cuesta fijarla porque la cámara se mueve. Quería transmitir la idea de que es alguien cuya información no es rigurosa.

Respecto a la posición en el espacio y las actividades, me pareció que la nieta debía estar sentada comiendo una naranja, en actitud adulta. Y el abuelo es quien corretea por la casa preguntando cosas sencillas. Esta inversión de roles en la puesta en escena y en las actividades de los personajes, me parece un acierto. El look que firma Carlos Garcés me parece una mezcla de luz natural y artificial que resulta preciosa. Y Bienve Valdivia, nuestro colorista, matizó con mucho criterio. El decorado es narrativo, porque se muestra como personaje y principal asunto de la trama. Que gran trabajo hizo Isis de Coura con su dirección artística. La música debía crear suspense, comedia y emotividad. Ahí apareció Jesus Calderón para definir el espíritu de la película. Muchas palmas para él.
El registro del sonido directo fue un reto, era una localización muy ruidosa este apartamento en la Puerta del Sol de Madrid. Los créditos es de lo que más satisfecho me siento, me parecen originales y en el tono de la puesta en escena y el guión. Y los ha creado el virtuoso Rafa López, que es gran amigo desde la infancia.

Y lo mejor de todo, que nos ha seleccionado la Agencia FREAK, probablemente la más exigente de todas las que hay en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.